domingo, 14 de junio de 2015

YO LE DIGO QUE SI

no se cuando descubrí que la vida no es tan fácil, lo único que puedo decir es que todos los días es una lucha nueva por sobrevivir. todas las mañanas le doy gracias, miles de gracias a Dios, por que aun me deja estar acá en esta tierra, viviendo sano, mostrándome fuerte y saludable, por cuánto tiempo más, no lo sé. 

hace unos días atrás hablabamos con mis amigos sobre el tema del VIH, y uno de ellos, de mis amigo -que no es cero positivo y que tampoco sabe mi diagnostico- dijo algo muy curioso. "si se llegara encontrar la cura del VIH/SIDA aumentaria la promiscuidad", esa idea me causo inquietud y malestar, incomodidad, porque es dificil entender a alguien que no apoye la idea de encontrar la cura de este mal; como las ideas se respetan, respete civilizadamente su posicion, sin embargo, es necesario saber el porque de su idea, a lo que el justifico diciendo "si digo que no es una buena idea encontrar la cura del VIH, no es porque sea mala persona, o un ser despiadado, si no, porque la promiscuidad y el pecado de fornicacion sumaria cada dia, ya que si hoy me contagio del VIH, mas tarde me pongo la inyeccion o me tomo la medicina que me cura y ya, no paso nada, osea que puedo tener sexo cuando quiera, con cualquiera, y no lo digo por mi, si no, por esos gays promiscuos que quieren sexo a cada rato y que son capaces de hacerlo hasta con el fumon de la esquina que por unas monedas lo hace donde sea."

quizas mi amigo tenga razon, o quizas no. lo que yo sí deseo con todo mi corazon y mis fuerzas es que sí se logre encontrar la cura de este terrible mal, no solo por mi, si no por esas madres que son contagiadas en sus porpia cama por sus malos esposos, maridos que por la calentura se acuestan sin remordimiento con otra persona, tambien por esos jovenes que se entregan enamorados ante la persona que desean tener a su lado por toda la vida pero que no saben que vida tenia antes de que llegue a su corazon, por esos niños que no tienen la culpa de nada y nacen con el virus, que termiran yendose por culpa de las enfermedades oportunistas.

yo si deseo que se encuentre la cura. que la vida nos de una segunda oportunidad.

C D 4

la primera vez que le presté importancia a las células CD4, fue a los 17 años cuando me diagnosticaron el VIH. Desde entonces y hasta hora,...