lunes, 22 de junio de 2009

EL SUPER HEROE

Cuando era niño, soñaba muy seguido siendo un súper héroe, soñaba que volaba, que podía caminar sobre las aguas, que tenía el poder de la invisibilidad, hasta había algunas veces que soñaba con ser el mismito dios, sé que ésto suena muy blasfemo, pero así eran mis sueños.

Mis ganas de ser un héroe me alentaron a querer estudiar medicina, como dicen que los médicos salvan vidas, de alguna forma u otra, son algo así como súper héroes.

Irónicamente, pensé en lograr encontrar la cura del SIDA, ya que en nuestra región existen muchas leyendas que cuentan que algunos enfermos se curaron tratándose únicamente con plantas medicinales, quizás sea cierto, quizás no, alguien tendría que intentarlo, pero ahora que lo tengo, que soy un portador, me asusta.

Me asusta el hecho de que alguna vez tenga que llegar a hacer el proceso de SIDA mientras esté experimentando con cosas naturales en vez de tratarme con fármacos recetados por médicos.

Tal vez, falta mucho para llegar hasta ahí, pero imaginarme enfermo, postrado, esquelético, todo eso, claro que me asusta.

A pesar que tengo el apoyo de mis hermanos, y que cuento con ellos para todo, aun no se lo hemos dicho a nuestra madre. Mi hermana dice que aún no es el momento, mamá tiene sus propios problemas, y que ellos se harán cargo de mi. yo siempre hago lo que ellos dicen, así que por ahora lo dejaremos como está.

Me dí cuenta que no soy tan valiente como para ser un súper héroe, que a las justas, por ahora puedo conmigo.




C D 4

la primera vez que le presté importancia a las células CD4, fue a los 17 años cuando me diagnosticaron el VIH. Desde entonces y hasta hora,...