jueves, 31 de diciembre de 2009

YO AMO A MI HERMANO


Me aleje de mi un rato. Ocupe casi todo mi tiempo en pensar y actuar de la mejor manera, sin prejuicios, sin hipocresías, ni rencores. Cuesta ser una buena persona si no te nace del corazón. Este mes trate de hacer las cosas bien, porque es cansado ser el mismo, aburre hacer las mismas cosas siempre. El tiempo corre, se va, y con ello quedan atrás todas las cosas malas y las cosas buenas que pude realizar en este año.


Tuve muchas razones, en abundancia, para estar muy triste en este mes. Dos días antes de navidad terminamos con A4, por motivos del destino, se fue, así de simple, nos dejamos, porque yo no puedo estar con nadie, no por ahora, no sé hasta cuando, además las cosas de lejos casi nunca funcionan.

Mi mami una vez más lejos de casa, también por cosas del destino, adora estar con su pareja, yo la entiendo, si supiera que tengo una enfermedad casi terminal, de seguro que ahí sí, se quedaría siempre conmigo; pero no quiero ser malo, que sea feliz donde quiera, es su derecho.

Un día antes de la navidad nos robaron todo el dinero del mes, simplemente fue un mes para no contar.

Pero lo importante de todo esto es la experiencia y lo que pudimos aprender como personas, porque fortaleció a mi familia. Aunque no tuve una súper navidad, estuve completamente feliz, por el simple hecho de tener a las personas que más quiero cerca de mí, por estar con vida.


mas tarde inicia el nuevo año, tendremos nuevas historias que contar y nuevas experiencias que vivir, buenas o malas, eso depende únicamente de nosotros.


Yo, inicio el año con muchos sentimientos encontrados, estoy un poquito triste, porque mi hermano mayor, mi súper amigo, mi ángel, ayer se fue a vivir en otra ciudad, cuando regresará? No lo sabe y menos yo. Sabía que esto iba a suceder, pero no que iba a ser tan pronto, lo cierto es que las cosas están hechas, no hay marcha atrás, el se va a buscar un mejor futuro y yo me quedo a luchar por mi vida en esta ciudad. Lo voy extrañar un montón, el dice que existen diez oportunidades en la vida, uno llega a ti, y los nueve que restan nosotros tenemos que salir a buscarlos, están ahí, solo debemos encontrarlos. Por eso se fue, corrio en busca de sus oportunidades. Mi hermano es muy inteligente, es bueno, comprensivo, fuerte, decidido, espontaneo, difícil de tumbar, es todo lo que yo desearía ser. El simplemente es él. Por eso, yo amo a mi hermano.


Y estoy seguro, que aunque nos separen muchos kilómetros de distancia, estaremos siempre unidos, y el hecho de que vaya y se acostumbre a vivir en una ciudad extraña para el, siempre recordara las mejores épocas de su vida vividas acá en Iquitos. Donde están sus amigos, sus recuerdos y sobre todo, nosotros, su familia.


FELIZ AÑO !!!!! a todas las personas que se atreven a leerme. GRACIAS . . . !¡

martes, 1 de diciembre de 2009

HOY ES EL GRAN DÍA

NO DISCRIMINES





Positiva. Eres positiva, Lissette. Por eso tu vida la llevas de esta manera. Sonriendo, como aquella tarde en la plaza de armas bajo un radiante sol de otoño que no quiere irse. Positiva como eres, te ríes de la ignorancia que no entiende que los besos y caricias, no transmiten tu positivismo. Que así les invites un sorbo de tu vaso nada hará que sean como tú, Lissette. ¿Qué pena, no?


Tal vez si eso fuera posible, otros también se reirían cuando el sol los hace sudar. Eres tan positiva, Lissette, que no has dejado de soñar y pensar en los mañanas. Eres la misma de siempre. Esa niña chiquita que sueña con tener un hijo que le diga: “te quiero mamá”. Porque nada ha cambiado en ti, sigues pensando que todo es posible. Con ese positivismo es indudable que llegarás a tener una casita para abrigar a los tuyos.

Y quién sabe, mostrarás todos los dientes cuando el avión despegue rumbo a “las Europas” con un contrato en tu maleta. Todo es posible.


Por eso te volviste una activista que no teme esconder el rostro. ¿Por qué ibas a esconderte detrás de un pasamontañas si a tus 33 no tienes ni una sola arruga? No había razón. Ser positivo y tomar esas pastillitas de colores que llaman tratamiento antirretroviral no es una vergüenza. Vergüenza da discriminar. Tú sabes de eso. En los doce años que eres posita no todos te han sonreído como tú lo haces.

No todos saben de las lágrimas que derramaste en 1996 cuando tu ángel se fue al cielo. Y que el perdón que le diste a quien te dejó más que su huella te hizo un mejor ser humano.




Aprendiste también a cuidarte. Por eso ahora eres quien eres. Por eso ahora enseñas a otros que deben cuidarse hasta en su lecho de amor. O sea, encima que eres positiva también salvas vidas. Por eso me parece bien que te enamores. Me dijiste que era “negativo”, pero no importa. Importa lo que tiene por dentro. ¿Cómo no querer a un ser súper positivo?

domingo, 29 de noviembre de 2009

CUANDO ERA NIÑO . . .


Aunque no quieras ¡vive la vida! que para eso está, y si no te gusta ¡síguela viviendo! que ya llegará algo mejor.



Tenía siete años. Nos acabábamos de cambiar de casa. Fuimos a vivir cerca de la única posta de salud allá en ese pueblo. Todos los días para ir a comprar era necesario pasar por ahí. Como desde muy niño me atraía todo lo que tiene que ver con salud. Ya sea física o mental. Me parecía interesante poder entrar a la posta sin que nadie me viera. Pues tiene una vibra escalofriante que me llama mucho la atención.
Una mañana cuando pasaba cerca de la posta, escuché gritos horrorosos que a cualquier niño de esa edad asustaría tremendamente. Pero a mí no, en vez de temor me lleno de curiosidad. Así que a paso lento como un duendecito me acerqué hacia el cuarto de donde provenían los gritos. Al percatarme que no había nadie en la posta, ni un enfermero, ni el médico me asome más y más al cuarto. A medida que me iba acercando los gritos eran con más intensidad.
Cuando logré dar con la habitación me paré en la puerta y lo que ahí vi, fue una imagen que me marco de por vida. Quizás logre ver a mis cortos siete años mi propio porvenir.
Al costado del cuarto había una camilla con un agujero casi al centro. Ahí estaba un hombre echado desnudo y muy muy flaco, parecía un muerto viviente un esqueleto. En dirección del agujero había un balde en donde el pobre hombre defecaba y lo que botaba era imparable, no lo podía dominar así que el balde estaba lleno y sus eses se derramaban por el suelo. El intentaba gritar lo más fuerte posible, a pesar que los trabajadores de la posta lo escuchaban nadie quería acercarse a el, porque apestaba horrible, olía como a viseras en descomposición. Yo paralizado y seguro sin parpadear, estaba desconcertado, asustado, jamás vi algo así.
El hombre al percatarse de mi presencia, gira su cabeza hacia mi, pude ver sus ojos llorosos y muy salidos desorbitados; extendió sus manos y me dijo: “tu eres mi ángel? Estas viniendo por mi? Ya no aguanto más. . .! ya llévame . . .!”
No sabia que hacer. Cuando estaba a punto de gritar por la impresión. Siento unas manos que me cogen por la espalda. Era un enfermero que me había tomado en sus brazos. Para ese entonces yo ya estaba llorando.
El enfermero me llevo a mi casa y le cuento todo a mi mami. Pero yo no paraba de llorar. Me había asustado mucho que esa noche no pude dormir.

Al día siguiente. Ya un poquito calmado. Me atreví a preguntar a mamá acerca del hombre que vi. Porqué esta tan flaco? Que enfermedad tienen?
Mi mami tan moderna sin ningún remordimiento me dijo a secas: tiene SIDA.
No pregunte que significaba eso. Pero en mi inocencia presentía que se trataba de una enfermedad muy mala.
El hombre murió y fue velado por unos cuantos borrachos en una chocita aislado del pueblo. Me consta, porque le pedí a mi mami que me lleve a verle.
Era triste. Mami sin conocerle al hombre se quebró en llanto y yo con ella. Lloramos juntos de pura pena y lástima.
Es por eso que me limito por ahora a contarle mi situación a la mujer que me alumbro y que espera mucho de mí.
Debe ser la peor noticia que un hijo nos pueda dar.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

PROMETO SIEMPRE ESTAR FELIZ

me ausente por unos días, no porque no tenga nada que escribir, al contrario, todos mis días son interesantes y siempre me ocurren cosas que me hacen sentir bien.

por ejemplo hoy. en el salón de clases debíamos redactar un ensayo acerca del virus del VIH-SIDA. antes me asustaba hablar de este tema. pero ahora que lo palpo y lo llevo dentro de mí. se me es muy sencillo tratar sobre todo esto. les hice entender en pocas palabras. que para muchos vivir con este virus. es una bendición. quizás paresca tonto ante ustedes. pero no muchos tienen la dicha de tener la vida en sus manos. no como yo. se que voy a morir como todos ustedes. pero al menos yo tengo una pequeña noción de como sera mi final. un final que puede ser doloroso si no me cuido, si no como a mis horas y si no aprendo a hacer las cosas correctamente. algo que antes descuidaba mucho. pues hacía lo que se me venía en gana conmigo. pero ya no. eso me hace un pequeño dios. un dios insignificante que puede dominar en cierta parte su propia vida.

este blog me facilitó llegar a las personas correctas. a esas personas que sin mucho palabreo se dieron cuenta que todas estas pequeñas historias se tratan de mi. esas personas inteligentes que con pocas palabras se dieron cuenta que los necesitaba.

por eso estoy feliz. una felicidad que poco a poco me libera de muchos temores que siento de la vida. y que pronto los echare definitivamente de mi.

todas las cosas suceden por algo. y aunque muchas veces no entendamos el porqué nos toco a nosotros. simplemente vivamos sin hacernos muchas preguntas y seamos felices. porque la felicidad nos hace sentir vivos.

sábado, 3 de octubre de 2009

LA FALTOSA IMAGINACIÓN

Hay días como hoy, en el cual me siento realmente inspirado, con esas ganas insaciables de escribir, sólo sentir y escribir.

Cuando estoy así, tomo la primera hoja de papel que encuentre y un lápiz y hago lo que debo de hacer, escribir. Toso eso antes que la imaginación se vaya volando de la cabeza, porque es así, la imaginación siempre me juega una mala pasada, es faltosa, atrevida.

Por unos minutos me encuentro escribiendo y escribiendo sin parar, desesperado, como un loco, hasta que bom.. de la nada se pierde, se va, es que es así, a todos nos pasa en algún momento - o casi siempre, es mas rápido que uno, si no lo tomas al instante se termina yendo, y nuevamente todo vuelve a cero, mente en blanco.

Esta imaginación mía es tan cruel, tan cruda y tan hipócrita; me maltrata, me humilla, es diabólica, despiadada, despreciable, asesina, malévola e indecente. Raras veces es sencilla o humanitaria, simplemente es perfecta que me permite vivir todas la vidas que no puedo vivir. 

martes, 29 de septiembre de 2009

UNA SIMPLE HISTORIA

Se vistió con la camisa nueva que su mami le compró una noche antes. Se puso las zapatillas que más le gustaba y los pantalones jeans que mejor le quedaba. Presentía que ese iba a ser un día distinto, muy diferente a los otros días.


A cada compañero saludaba con besos y abrazos, sin distinción, sin roche. Quizás ese día se sentía igual que todos, se canso de ser el charapa pituco estudiante de lengua y literatura en la UNAP y no en la Católica, ya no quería ser el compañero atorrante que sacó gratuidad en una, pagando a algunos de esos profesores vendidos que hay en mi universidad; ese día, se canso de ser el choteador del grupo, el único que decide quien entra a su circulo de amigos y quien se queda con las ganas de estar en alguna de las trancas que organizaba en su casa, cuando su mami estaba de guardia en el hospital, junto a sus amigos borrachosos.



Entró al salón, se sentó en la misma carpeta de siempre y escucho toda la clase muy atento, sin interrumpir, sin figuretear. Yo, desde una esquina me puse a contemplarle, observaba su pose fingida, sus actos de disciplina muy extraños; como buen amigo de años suyo, me acerque y le pregunte, que es lo que le pasa, y como era de esperar, no le ocurría nada, más que una sola cosa, en unas semanas saldríamos de vacaciones y después del fin de semestre se tomaría unas vacaciones fuera del Perú, porque ya estaba arto de viajar a los mismos lugares de siempre dentro del país. A donde iría? No lo se y nunca lo sabré.



Fuimos en mancha a comer empanadas allá en la quinta cuadra de la pevas en la vereda del FACEN, el se ofreció en pagar todo, ósea que nos podíamos comer todas las empanadas que queríamos y tomarnos todas las jarras de chicha de maíz morado de sobre, que él correría con los gastos. En eso, se aparece un amigo a hacernos una propuesta, a hablarnos sobre una campaña que el ministerio de salud esta promoviendo, para controlar el VIH en nuestra ciudad, nos ofreció en hacernos gratis la prueba de ELISA. Como ese día Víctor mi amigo, estaba tan humanitario, sin pensarlo demasiado, acepto la propuesta, yo, como buen amigo me apunte solamente por hacerle compañía; al final de todo el machón de compañeros solo fuimos cuatro para hacernos dicho examen.


Los cuatro nos quedamos sorprendidos cuando vimos el lugar donde nos íbamos a hacer la prueba, yo – para ser les sincero – me imaginaba una clínica, o aunque sea en el hospital regional, pero no, era en la posta SAN ANTONIO, una posta, yo empecé a dudar, a sentir temor, a imaginarme cosas, quizás el laboratorista en un descuido cambia mi sangre y por equivocación me dan los resultados de otra persona, me cagan la vida. Víctor era el más interesado, me lleno de confianza y después de tanto pensarlo, solo nos hicimos la prueba Víctor y yo, mis otros dos compañeros, desaparecieron, no pudieron con su miedo.


Los resultados nos lo entregaron en una hora, fue una prueba rápida, subimos los dos donde el doctor, pero pasamos solos cada uno, yo entre primero, me senté frente al medico, y comencé a temblar, uno nunca sabe como esta por dentro, empieza a crear situaciones de riesgos, mientras el medico abría el sobre que estaba sellado, engrapado, mi imaginación volaba a mil por horas, vi toda mi vida en segundos, me estaba ahogando – felicitaciones señor Carlos, no tienes ninguna infección sexual y menos eres portador del VIH. Mi alma regreso a mi cuerpo, nací nuevamente, sentí que volví a ser casto, niño por segunda vez.


Salí del consultorio y abrase fuerte a mi amigo Víctor, le agradecí por darme la confianza y hacerme la prueba, sin él, no lo hubiese hecho, sin él, en estos momentos estaría dudando de mi.
Le tocó entrar a él al consultorio del médico. Pasaron muchos minutos, y ya me estaba preocupando por el, temía lo peor, deseaba que saliera negativo NO REACTIVO, y que disfrutara como se siente nacer de nuevo. Cuando al fin salió, me abrazó muy fuerte también, más fuerte que el abrazo que yo le di, y me dijo: salió negativo.


Lo felicite enormemente. Salimos felices de la posta – si, de la posta – y cada quien se fue para su casa.



Dormí satisfecho desde las dos de la tarde hasta las siete de la noche, dormí como un bebe, feliz, como un cristiano bautizado en las aguas de algún río. Al despertarme, lo primero que hice fue llamar a Víctor; el teléfono sonó y sonó tantas veces como las veces que le marque hasta al celular, pero nunca me contesto. Suponía que estaba festejando de la vida, pero esta vez cuidándose de todo y de todos, suponía que estaba con su enamorada, contándole que se hiso la prueba y salió negativo. Lo deje en paz, lo deje ser feliz y lo deje de marcar.
Al día siguiente, como todos los días, fuimos a clases a las seis de la mañana, y Víctor no llegaba, tanto festeja? Me preguntaba. A las nueve de la mañana cuando entra el profesor Edison Bruño del curso de castellano, nos da la mala noticia.


Víctor, se colgó de una columna de su casa en su cuarto, y que a esta hora, su cuerpo esta en la morgue.


Todo el salón quedo en silencio, nos miramos las caras sin poder hacer nada, estábamos impotentes, yo más. Nadie, absolutamente nadie sabía el porque de su decisión.
Fuimos al velorio. Ahí estaba su mamá, sufriendo, desesperada. A escondidas, subí hasta su cuarto en el segundo piso de su casa, busqué entre sus cosas, algo, no sabia que, pero necesitaba algo que me de pistas para saber porqué se mato mi amigo. Busqué en lo ya rebuscado por la policía, pero yo sabia que algo iba a encontrar. Me senté sobre su cama, y me acordé de uno de sus mejores escondites de Víctor, que solo lo conocíamos él y yo. Me paré sobre una silla, para poder llegar arriba del closet, y como era obvio, encontré una carta con su nombre, la carta no tenia nada para mí, solo la prueba de ELISA que nos hicimos el día anterior, y efectivamente, Víctor me mintió, la prueba arrojó positivo “REACTIVO”.





Lo entendí todo al fin, eso fue su mayor motivo. Más que su soledad, más que todos los líos que tuvo y que pudo superar de la infancia.




Nuestra vida puede cambiar en minutos, a mi amigo Víctor solo le basto unOS 60 de ellos, para que su vida terminarA, para el.

viernes, 18 de septiembre de 2009

DIOS. NO NOS MATES . . . !


estoy escribriendo ahora, porque necesito pedirles ayuda. quiero que me den motivos para no temerle a la muerte. para no llorar cada vez que lo mencione, como lo estoy haciendo ahora.

yo busco esos motivos a diario. pero todo me lleva a lo mismo. a tenerle un pánico incontrolable.

si yo voy primero, se que causaré mucho dolor en mi familia.
y si desgraciadamente uno de ellos me adelanta, yo no sabre que hacer.

siempre digo, que sí existe Dios. nunca lo he negado; pero también les pongo en claro que no creo en el. creo en mis hermanos, en mis padres; y si por decir todas estas absrudas palabras, el creador se molesta conmigo y por castigo me lleve a algun ser querido. ahi sí, no lo dudaré y con todas mis fuerzas le desmostraré mi odio.

yo sé que DIOS EXISTE. sé que por el respiramos, que por el tenemos los árboles y todas las cosas bonitas y maravillosas que hay en la naturaleza. pero porqué no tienes que matar?

martes, 15 de septiembre de 2009

NO ES MI CULPA . TODAVÍA ME GUSTA

El sábado pretendía escribir algo. Lo que sea. Pero simplemente en este estado, la cabeza lo único que puede crear son frases tristes y dolorosas.

Deseaba contarles que iba a dejar el tratamiento. Solo por un único día. Todo el domingo. Porque ese día, tuve que rendir examen de admisión en la UNAP, para ver si puedo entrar a estudiar medicina.

Pues fue así. No tome todo el día las pastillas. Sentado en una carpeta en el colegio sagrado corazón entre tantos jóvenes luchando por una vagante de la universidad. Me sentía con vida, y de rato en rato importante. Por un momento extrañe mis medicamentos y por otro ni los recordaba.

Salí del examen y de regreso a casa, cómo deseaba no volver a ver a esas pastillitas de quienes depende mi vida. Pero tengo que seguir tomándolos por el resto de los días que aun me quedan. Me metí a la red y me puse a leer los blogs que mas sigo; y así pretendí pasar todo el día. Hasta que sonó el teléfono a eso de las cuatro de la tarde; en casa estaba solo, mis ángeles habían salido a pasear un rato, así que fui hasta la sala y conteste el teléfono.

Yo: alo… buenas tardes…

A4: hola . . . esta K . . . ?

Al instante reconocí esa voz. No lo había escuchado por muchos días, por meses diría yo. No directamente, pero sí en mis sueños, todas las noches.

Yo: hola a4… cómo estas. . . qué dice la universidad.

A4: ahí… yo no llamo para hablar de eso. Si no para hablar de nosotros, mi vida… no nos vemos hace mucho… Desde ese día que me pediste tiempo para pensar en nuestra relación… Faltando tan solo dos meses para cumplir un año… No me llamas… Nada...Dime que te hecho...? para que no me quieras ver… Porque yo te extraño…

Escuchar esas palabras me puso nervioso, más que dar un examen de admisión. No sabía que decir. Quizás, seguir con la mentira de que nos demos un tiempo, porque estoy confundido o tal vez decir que ya no me gusta, cuando no es cierto.

Yo: a4… acabo de dar un examen, y estoy nervioso, lo último que quiero es responder mas preguntas… no me hiciste nada… yo soy el que esta confundido… discúlpame… pero todavía quiero un poquito más de tiempo...

A4: cuánto más… extraño que me beses… que vayas a mi casa y estemos juntos toda la tarde… y que repitamos la canción “en el muelle de san blas” esa música que te gusta… Mientras te echas en mi pecho… alucinando en tener nuestra propia familia… Extraño ir al cine contigo y muchas cosas…

Yo: uffff. . . yo también extraño todo eso que dices… pero hay algo que me impide estar contigo…

A4: qué es mi vida… dímelo… yo te voy a entender… y si es acerca de mi… yo puedo cambiar… solo porque te quiero de regreso conmigo…

Yo: no a4… (Y me pongo a llorar. Odio las mentiras. Pero en este caso. La mentira nos salva de muchos sinsabores en la vida. Nos protege) no… no es nada contra ti… ya te dije… soy yo el que esta confundido… que no puede con esta relación… siento que es mucho para mi… que a las justas puedo conmigo… no tengo tiempo para nadie mas a4. (Sigo llorando. Como una magdalena cursi)

A4: no te entiendo… me decías que me quieres… que te mueres por mí… y me sales con esto. Acaso ya no te gusto?

Yo: por ahora no pretendo que me entiendas… alguna vez lo harás… sí, decía que me gustas mucho… me sigues gustando… pero no puedo estar contigo…

Después de un rato de charla, donde yo seguía llorando, vino la mejor o peor sorpresa, no lo se.

A4: estoy a una cuadra de tu casa… voy para que me digas mirándome a los ojos que ya no quieres estar conmigo...

No me dio tiempo de responder. Porque cortó la llamada. En ese poco tiempo pensé en muchas cosas, es que si yo digo que quiero seguir con todo esto, es posible que me vuelva a proponer que hagamos el amor, nunca lo hemos hecho, porque algo en mi interior me decía que no lo hagamos; el 26 de este mes, el día de mi cumpleaños, cumplimos un año y un mes de estar saliendo; pero nunca paso de besos. Si regresamos, me va volver a besar, y yo no quiero besar a nadie, me va volver a tocar, y yo me siento asqueroso; a pesar de que los médicos me dicen que una persona portadora del VIH puede tener relaciones sexuales normal, como cualquier otro ser humano, per o siempre y cuando use el CONDON. Pero yo no quiero hacer correr el riesgo a nadie, me sentiría peor. Quiero sufrir yo solo, porque quizás me lo merezca, y no matar a otro ser humano que ama la vida. Tampoco deseo confesarle que tengo VIH, no es que tema al rechazo, si no, a que me tenga asco y me odie de por vida.


Escucho que tocan la puerta. Salgo limpiando mis ojos que aun tenían lágrimas. Abro la puerta, emocionado pero infeliz. Estaba ahí. Mirándome atentamente. Me abrazo fuerte, yo deseaba que no me suelte, pero con mucha pena me tuve salir de sus brazos.

Ya los dos sentados en la sala, sin saber que decir, solo nos cogíamos de las manos. No me pregunto nada, ni yo afirme ni negué nada. Solo nos abrazamos. Y con esos abrazos nos aceptamos de nuevo. Regresamos. Pero me asusta. No se que hacer. Definitivamente no se que hacer.

sábado, 5 de septiembre de 2009

MAL NECESARIO

Tengo una laptop frente de mí. Tengo las manos temblorosas y un dolor de cabeza insoportable. Estoy en una cama, todo abatido, con muchas ganas de vivir. Pero sin las fuerzas necesarias para hacerlo. Porque tenemos que entender que uno son ganas y otra cosa es tener fuerza. Si no se tiene fuerza en el cuerpo, usemos la fuerza de la cabeza. Pero cuando esta bendita mareacion invade lo poco de fuerza que me queda en mi cabeza, trato de usar la fuerza de mi corazón. Aunque es poco. Pero creo que es lo necesario para escribir y sentirme vivo.

Son pocos días que estoy tomando el tratamiento antirretrovirales. Son seis pastillas diarias que debo tomar. Tres isoniamicidas a las seis de la mañana; un duovir a las ocho de la mañana, y luego otro duovir a las ochos de la noche. Y por último, para cerrar la jornada lucha del día; tomar el más terrible, el que me deja sin unas gotas de lágrimas cuando intento llorar molesto; es tomar a las diez de la noche un efevirenz. Para luego intentar dormir.

Cada uno con un efecto diferente. Uno más fuerte que el otro. Pero ahí estamos. Luchando a diario. Y digo que estamos luchando porque no estoy solo. Nunca estoy solo. Es mas, no quiero estar solo.

Antes, la soledad era una de mis mejores terapias, amaba la soledad. Era ahí, cuando intentaba conocerme un poco más. Pero ahora, es la que más miedo me da. Ya no la necesito.

Y si ahora estoy escribiendo, es porque uno de mis ángeles me lo ha pedido. Dice que escribir es bueno. Es una excelente terapia contra cualquier dolor. Y para ser franco, creo que es cierto; estoy alucinando que se están yendo los dolores justo ahora.

De rato en rato mi ángel regresa y me dice: “escriba. Tienes que escribir. No solo llores. También debes dejar salir las palabras. Esas palabras acumuladas en tu estomago, en tu cabeza, en tu corazón”

Es cierto, tengo tantas cosas que decir. Pero lo único que se me ocurre ahora, es pedir un caramelo, si es de sabor ácido o de fresa dulce, sería mejor. Porque tengo la boca amarga por las pastillas. Porque mi saliva esta tan agria que si esputaría al pasto, mataría hasta a la mala hierba que se niega a morir.

Estoy consiente que estos efectos de las pastillas por mucho duraran quince días y luego se marcharan o estarán hasta que mi cuerpo logre acostumbrarse. Y entonces volveré a sentirme igual que antes y volveré a hacer las cosas con total normalidad. Pero no saben que dolor se siente por ahora soportar todo esto. Que desesperante es resistir.

Pero que suerte que tengo, que solo sienta fuertes dolores de cabeza y dolores de estómago y no tener heridas en el cuerpo, nada de alergias, nada de llagas, Que suerte.

No se si es de cobardes o de valientes contar esto. Lo cierto es que me esta haciendo bien. Me esta despojando literalmente de algunos dolores. Es que necesito que me entiendan. Que me lean. Que escuchen. Un momento de placer, nos puede fregar toda la vida; unos minutos de rebeldía, nos pueden pesar por el resto de nuestra existencia.

No todo los días se tiene VIH. No es de todos los días esto; solo te contagias una vez, pero si es para siempre. Excúsenme si exagero. Pero tengo un poquito de miedo.

viernes, 21 de agosto de 2009

MIS ÁNGELES TERRENALES


quiénes dicen que los ángeles sólo habitan en los cielos. mentira...! ellos también están acá en la tierra junto a nosotros. es más. uno también puede o suele ser el ángel de alguien. pero no nos damos cuenta.

yo. tengo un par de ángeles maravillosos. que son capaces de dar la vida por mí. son capaces de mandar hacer un jardín dentro de mi casa. porque saben que me encantan las plantas. están dispuestos a comprarme todos los días la comida que me apetece. porque me quieren ver engordar. están dispuestos a cuidarme siempre.para no enfermar nunca. ellos son capaces de muchas cosas. solo para que yo tenga ganas de vivir. si estoy vivo ahora. definitivamente es por ellos. porque quién quiere vivir estando solo. si. a veces es bueno la soledad. pero cuando uno lo necesita. pero yo no quiero estar solo. ahora no. por eso les agradezco infinitamente a mi ángeles.

no saben cuanto admiro a esas personas que salen adelante a pesar de todos los obstáculos que en la vida se presentan. esos seres de quienes sus ángeles se olvidaron que existen. y que se forjan un futuro sin ellos. mis respetos para ellos.

mis ángeles. llevan mi sangre. o yo llevaba la sangre de ellos hasta que se me fue contaminada. hasta que yo lo terminé contaminando.

mis ángeles tienen huesos de verdad.

mis ángeles tienen sueños. tienen problemas. padecen todo lo que un ser humano padece. porque ellos son ángeles terrenales. ellos tienen nombres y llevan mi apellido. ellos son mis hermanos.

esto es un pequeño. pero muy pequeño homenaje a mis queridos hermanos. que son mis ángeles.




martes, 11 de agosto de 2009

NO ME GUSTAN LAS PASTILLAS


Cada día me automotivo para no caer en depresión, las cosas en la vida no siempre son como deberían de ser.
uno no ha pedido nacer, uno no eligió tener el sexo que lleva, uno no decidió tener el VIH, pero las cosas son así y hay que seguir viviendo.

Por algún motivo llegué hasta donde estoy, antes de esto la adolescencia me golpeó más que a cualquier otro chico, mis papás se separaron,iba descubriendo que me atraían los chicos y esas cosas me hundieron en depresión, me volví rebelde, cruel con los demás y conmigo mismo, me inicié sexualmente por puro desconocimiento, después de eso siempre me embargaba la sensación de culpa, me sentía sucio, lloraba mucho a solas, me entristecía lo que había hecho, si pudiera contar las tantas veces que intenté suicidarme por puro temor a ser homosexual.

Todo eso me trajo hasta aquí, porque inconscientemente yo lo he buscado. 

Por fin a tanta espera, nos entregarán los resultados del examen de CD4 y la carga viral, pero ya había entrado en tratamiento antirretroviral, así que sólo importaba como información. 480 de CD4 era un buen número - dijo el doctor. Aunque lo ideal es llegar a mil y bajar a cero la carga viral para lograr ser indetectable. Es bueno iniciar el tratamiento con un CD4 alto, para nunca llegar a hacer el proceso de SIDA. Uno puede vivir con el virus del VIH muchos años, toda su vida y nunca dar cabida a las enfermedades oportunistas, pero siempre y cuando se lleva una vida sana y tomando las medicinas adecuadas.

Todo chévere con eso, pero lo que estaban haciendo las pastillas en mi sistema, con mi cuerpo, me provocaba no seguir tomándolas. Al inicio solo el imaginar que tomaría ocho pastillas diarias por el resto de mi vida, me provocaban náuseas y ganas de huir.
Aunque el doctor me consolaba diciéndome que si en un año el tratamiento inicial se adapta a mi organismo, la dosis se reducirá a sólo dos pastillas diarias, pero para que eso suceda, hay que esperar un largo tiempo.

Por ahora queda se fuerte, porque sé que mi salud depende mucho de esas pastillas, hay que seguir siendo fuerte mientras se pueda.

miércoles, 29 de julio de 2009

LOS QUIERO AMIGOS

Es posible que mañana emprenda un largo viaje - nada esta dicho - tratando de buscar medicamentos naturales para ver si pueden contrarrestar este horrible mal. o al menos controrarlo. o al menos que hagan algo.

anoche. fui a la casa de mi amiga. quizas la única persona extraña a la que yo considero mi amiga. porque para mí. los mejores amigos se encuentran en casa (los padres. los hermanos) nadie es mejor amigo que esas personas que te ven todos los días. y que ríen con uno y que lloran y que sufren siempre a nuestro lado. a pesar de todas las cosas malas que podamos hacer. ellos siempre estan ahi. Pero a ella la escogí como amiga. solo por el simple hecho que también la veo como hermana. no nos contamos secretos. porque no nos vemos seguido. pero tengo una corazonada que ella sí será buena amiga. El jueves 30 es su cumpleaños. y si hago el viaje, pues no voy a estar en su casa para su pequeñita fiesta ni para decirle Feliz Cumpleaños. Por eso me adelanté anoche para desearle lo mejor con todo mi corazón y no solo por ese único día. si no. que le vaya bien toda su vida. Porque ella si tiene vida. Me preguntó sobre mi viaje. a que voy. buscando que cosa. como no quise mentirle. le terminé contando todo y ella como todos los que saben sobre mí. solo me dijo: "PORQUE A TI. AMIGO" y yo le dije. como para contentarme. "alguién tiene un proposito conmigo y tengo que buscar que es"

Después de una larga charla y de que ella me demostrara todo su apoyo incondicional. tuve que despedirme. durante el camino de regreso a casa. pensé en muchas cosas. le pedí al chofer. que me deje a la esquina de mi casa. que yo podía llegar caminando.

traté de llegar caminando a casa. pero vino mi hermano y me encontró en el camino. paro su moto y me abrazó muy fuerte. poniendose a gritar a toda voz que me quiere. que me ama. que soy su vida. que siempre va estar conmigo. gritaba en plena calle. Era las doce y media de la noche y alguién desde algún lugar gritó o gritarón "sauuuuuu. maricones vayance a un hotel y cachen ahi". fue horrible. pero mi hermano no dejaba de abrazarme y empezó a menterles a la madre. a decirle que puta les importa. el es mi hermano. que ellos no saben la verdad. no saben nada sobre mi. que el me quiere. prendió su moto y me llevo a la casa. en la sala se puso a llorar. yo no quería hecerlo. pero al final también lloré. y no lloré porque me gritaron maricón, no. lloré porque siento que les estoy matando de a poco y que ellos estan muriendo conmigo. antes. cuando era yo el único que sabia que tenía VIH. era un poquito mas feliz que ahora que sé que ellos saben que tengo el virus. ellos nunca demuestran que estan tristes. pero yo lo sé. y eso me enferma y me entristece más. es por eso que no se lo cuento a mi mami. si mis hermanos se ponen así. peor se pondra mi madre que ella me parió. eso sería el peor castigo para mi.

creo que cada vez que cuento a alguien que tengo el virus. siento que lo estoy matando y que le estoy condenando a mi desgracia y que es posible que les este llevando a la tumba conmigo.

disculpame amiga por contarte y hacerte sufrir por mi. quizas no te lo merecias. quizas hubieras esperado un mejor regalo por tu cumpleaños y no esto. te quiero amiga. te quiero.

lunes, 13 de julio de 2009

VIHDAS POSITIVAS



siempre asisto a una cita al hospital en compañía de alguno de mis hermanos, en esta oportunidad no fue la excepción, con mi hermana fuimos la hospital citado por la enfermera que sigue mi control de adaptación a las medicinas, para que vea cómo va respondiendo mi sistema inmunológico a los medicamentos.

Anderson el chico enfermero que siempre nos atiende amablemente, nos pidió que esperemos unos minutos para pasar consulta. Entonces esperamos. Al principio estábamos únicamente mi hermana y yo, pero mientras iban pasando los minutos empezaban a llegar otros pacientes, eso me puso algo impaciente, algo incómodo, nervioso, no deseaba ser sociable con nadie, y tener que saludar, ya saben, al principio cuesta asimilarlo y eso me impedía siquiera mirarles la cara, no movía la cabeza para ningún lado, pero algunos de ellos, quizás los que ya llevaban algún tiempo en el tratamiento, me hacían el saludo muy natural, al menos así lo sentía.

Para distraerme, tomé una revista de la mesita de centro, por más que intentaba leerlo no podía hacerlo, me pasé mirando las fotos de la revista que por cierto eran imágenes de las pinturas de Cristian Bendayán, muy coloridos todos, eso lograba distraerme, pero aún seguía sintiéndome incómodo, me costaba estar ahí en esa sala esperando mi turno.
Por fin, Anderson se nos acerca y nos pide nuestros nombres para pasar de uno a uno al control, dos señoras y yo dimos nuestros nombres completos, los otros se limitaron a dar números, 88, 63, 54, 22 y así, luego capté, eran códigos que les identificaban, código que aún yo no tenía, dentro de poco también seré un número.

Una de las señoras que estaban sentadas a mi lado, me pregunta por mi edad, yo le digo que tengo 18 años, eres muy joven - me dice, si pues, estoy joven y de qué me sirve serlo si estoy enfermo. Ella me dice que me sirve de mucho, que cuanto más jóven inicié el tratamiento será mucho mejor para mi, ella vive con el virus hace doce años, y gracias al tratamiento aún está sana, tiene dos hijos que no están infectados y su esposo ya falleció con este mal. La otra señora se nos une a la conversación, también se atreve a contarme su experiencia, dice que tiene 39 años, pero su contextura le hace de ver como una chica de doce, por vergüenza ella recién se atrevió a hacerse el examen, en realidad ya lo sabía, su esposo falleció hace ocho años atrás, también infectado, y que ahora le asusta morir, porque no quiere dejar a sus dos hijos.

en ese momento, me habría gustado ofrecerle mi vida, o lo que queda de él, porque la mía también está mal, también estoy enfermo, también tengo que luchar por mí.

esa mágica mañana, conocí a esas dos hermosas señoras que en algún modo me ayudaron, escuché sus historias, historias que me inyectaron energía para seguir, para iniciar a ver por mí, por mi salud, y como dice una amiga, "son sólo resultados, nada más".

sábado, 4 de julio de 2009

SE ALARGA MI DESESPERACIÓN

Era el día de conocer el resultado,entramos a la oficina de la enfermera Liseth a recibirlos, como si fuera la primera vez que lo esté visitando sudaba de los nervios. cualquier cosa para mi sería igual, con resultado alto de CD4 igual no me escaparía de tomar los retrovirales, no hay forma de evadirlo.


Liseth se tomó su tiempo buscando en su computadora mis datos, parecía que heramos muchos, porque no lograba dar con los mios,la enfermera buscaba y buscaba en todas las hojas. pero no estaba. que pasó...?



no había mis resultados. 

Buscaron en las otras oficinas y tampoco estaba.

Así que la enfermera vino y me prepuso regresar el martes próximo. para hacerme de nuevo los exámenes.


No es bonito que te piquen a cada rato, pero es parte de todo eso, ellos también se equivocan.


Ahora tengo que esperar hasta el martes para hacerme una nuevo examen y esperar hasta fines de julio. para ver los resultados que no cambiarán en nada mi situación. 

lunes, 22 de junio de 2009

EL SUPER HEROE

Cuando era niño, soñaba muy seguido siendo un súper héroe, soñaba que volaba, que podía caminar sobre las aguas, que tenía el poder de la invisibilidad, hasta había algunas veces que soñaba con ser el mismito dios, sé que ésto suena muy blasfemo, pero así eran mis sueños.

Mis ganas de ser un héroe me alentaron a querer estudiar medicina, como dicen que los médicos salvan vidas, de alguna forma u otra, son algo así como súper héroes.

Irónicamente, pensé en lograr encontrar la cura del SIDA, ya que en nuestra región existen muchas leyendas que cuentan que algunos enfermos se curaron tratándose únicamente con plantas medicinales, quizás sea cierto, quizás no, alguien tendría que intentarlo, pero ahora que lo tengo, que soy un portador, me asusta.

Me asusta el hecho de que alguna vez tenga que llegar a hacer el proceso de SIDA mientras esté experimentando con cosas naturales en vez de tratarme con fármacos recetados por médicos.

Tal vez, falta mucho para llegar hasta ahí, pero imaginarme enfermo, postrado, esquelético, todo eso, claro que me asusta.

A pesar que tengo el apoyo de mis hermanos, y que cuento con ellos para todo, aun no se lo hemos dicho a nuestra madre. Mi hermana dice que aún no es el momento, mamá tiene sus propios problemas, y que ellos se harán cargo de mi. yo siempre hago lo que ellos dicen, así que por ahora lo dejaremos como está.

Me dí cuenta que no soy tan valiente como para ser un súper héroe, que a las justas, por ahora puedo conmigo.




sábado, 20 de junio de 2009

VISITA AL HOSPITAL

El mismo olor a alcohol a uno lo enferma de inmediato, al menos a mi sí. Caminaba junto a mi hermana disimulando el miedo y algo de vergüenza, perdón, pero eso era lo que sentía, algo de vergüenza de entrar a la oficina de TARGA,  no sé si este sentimiento es común en todos, pero a mi me perseguía muy seguido, hasta algo paranoico me había vuelto, presentía que todos me miraban, que todos me siguen con la mirada y murmuran de mi .

Llegamos y de inmediato me llevaron al laboratorio para que me saquen la sangre que sirva de muestra para mi examen, donde puedan medir mis CD4, y ver la cantidad, aunque solo nos sirva de referencia, total ya había entrado al tratamiento, así que poco daba si salían alto o baja cantidad.

Después de eso me hicieron resolver un cuestionario, preguntas de cómo me había contagiado, si podría dar un aproximado de cuánto tiempo ya llevo la infección, si tengo pareja sexual, y si soy homosexual, y entre otras preguntas muy intimidantes, pero hay que responderlas si uno tiene pensado en llevar el tratamiento, todo eso para que monitoreen nuestro avance, y como va nuestra salud. 

no mentí en casi ninguna de las preguntas, dije que soy homosexual, que no tengo pareja y que no sé exactamente cuándo es que me había contagiado.

Estas visitas al hospital nunca me han gustado, desde niño hacía pataletas para no ir a pasar consulta, pero por lo visto, no, por lo visto no, ahora es más que seguro que tendré que acostumbrarme porque ésto será muy seguido.

lunes, 15 de junio de 2009

ME ESTOY ENFERMANDO SOLO

Tengo las amígdalas inflamadas, son las doce del medio día y siento que voy a hacer fiebre, me duele la cabeza, el cuerpo y el alma.

Dicen que algunas dolencias son psicológicas. Hace dos días inicié con el TARGA, siento que me está haciendo mal, las náuseas no me dejan, siento que se me remueve todo en el estómago, siento muchas ganas de vomitar en todo momento, cuando era el único que lo sabia que soy portador, no me dolía nada, sonreía más, pero ahora, me duele todo el cuerpo y siento que se está mostrando la enfermedad.

El médico dice que son los efectos de las medicinas y que se me va a pasar cuando mi cuerpo lo asimile, se adapte, temo que mi cuerpo nunca termine por adaptarse y que estas medicinas terminen por matarme más rápido.

Mañana iré por primera vez a sacarme sangre para medirme el CD4 y la carga viral. Pero el doctor resolvió que desde ya debo de entrar al tratamiento, sin saber esos datos, el asume que cuanto más rápido inicie, será mejor, mucho mejor para mi.

sábado, 13 de junio de 2009

INICIA MI LUCHA

Hace algunos meses estaba completamente solo en todo esto. Ver todos los días a mi familia sonriendo, poniéndole siempre buena cara a todas las crisis por la que estamos atravesando como cualquier otra familia común y corriente, era aterrador imaginarme diciéndoles de mi diagnóstico, hablar sobre ello me provocaba cierto temor de cómo vayan a reaccionar. Pero pensándolo bien, en uno años más no podré ocultarlo y se hará evidente de una buena vez y a las malas esta maligna infección. En realidad, me asustaba todo, así que armándome de valor, tragándome mis miedos, tembloroso, se lo conté a mi hermana mayor, que hace más de seis meses atrás por pura curiosidad me hice una prueba de elisa y salí REACTIVO, como era de esperar, ella lloró, lloró tanto que en esa misma noche terminaron por enterarse mis otros dos hermanos, cosa que yo no quería que sucediera, pero se dio, y asumo que ocurrió para bien, porque ahora mis tres hermanos me apoyan como si ellos estarían cargando la enfermedad, ver la actitud de ellos, me hace feliz.

este Lunes iré por primera vez al Hospital, acompañado de uno de mis hermanos, para ver cómo están mis CD4, si está por encima de los 250 no tomaré los retrovirales, pero si están por debajo esa cifra, iniciaré de inmediato con el tratamiento. 

Pero lo bueno de todo esto, es saber que ellos estarán en todo el proceso conmigo.

C D 4

la primera vez que le presté importancia a las células CD4, fue a los 17 años cuando me diagnosticaron el VIH. Desde entonces y hasta hora,...