MAL NECESARIO

Tengo una laptop frente de mí. Tengo las manos temblorosas y un dolor de cabeza insoportable. Estoy en una cama, todo abatido, con muchas ganas de vivir. Pero sin las fuerzas necesarias para hacerlo. Porque tenemos que entender que uno son ganas y otra cosa es tener fuerza. Si no se tiene fuerza en el cuerpo, usemos la fuerza de la cabeza. Pero cuando esta bendita mareacion invade lo poco de fuerza que me queda en mi cabeza, trato de usar la fuerza de mi corazón. Aunque es poco. Pero creo que es lo necesario para escribir y sentirme vivo.

Son pocos días que estoy tomando el tratamiento antirretrovirales. Son seis pastillas diarias que debo tomar. Tres isoniamicidas a las seis de la mañana; un duovir a las ocho de la mañana, y luego otro duovir a las ochos de la noche. Y por último, para cerrar la jornada lucha del día; tomar el más terrible, el que me deja sin unas gotas de lágrimas cuando intento llorar molesto; es tomar a las diez de la noche un efevirenz. Para luego intentar dormir.

Cada uno con un efecto diferente. Uno más fuerte que el otro. Pero ahí estamos. Luchando a diario. Y digo que estamos luchando porque no estoy solo. Nunca estoy solo. Es mas, no quiero estar solo.

Antes, la soledad era una de mis mejores terapias, amaba la soledad. Era ahí, cuando intentaba conocerme un poco más. Pero ahora, es la que más miedo me da. Ya no la necesito.

Y si ahora estoy escribiendo, es porque uno de mis ángeles me lo ha pedido. Dice que escribir es bueno. Es una excelente terapia contra cualquier dolor. Y para ser franco, creo que es cierto; estoy alucinando que se están yendo los dolores justo ahora.

De rato en rato mi ángel regresa y me dice: “escriba. Tienes que escribir. No solo llores. También debes dejar salir las palabras. Esas palabras acumuladas en tu estomago, en tu cabeza, en tu corazón”

Es cierto, tengo tantas cosas que decir. Pero lo único que se me ocurre ahora, es pedir un caramelo, si es de sabor ácido o de fresa dulce, sería mejor. Porque tengo la boca amarga por las pastillas. Porque mi saliva esta tan agria que si esputaría al pasto, mataría hasta a la mala hierba que se niega a morir.

Estoy consiente que estos efectos de las pastillas por mucho duraran quince días y luego se marcharan o estarán hasta que mi cuerpo logre acostumbrarse. Y entonces volveré a sentirme igual que antes y volveré a hacer las cosas con total normalidad. Pero no saben que dolor se siente por ahora soportar todo esto. Que desesperante es resistir.

Pero que suerte que tengo, que solo sienta fuertes dolores de cabeza y dolores de estómago y no tener heridas en el cuerpo, nada de alergias, nada de llagas, Que suerte.

No se si es de cobardes o de valientes contar esto. Lo cierto es que me esta haciendo bien. Me esta despojando literalmente de algunos dolores. Es que necesito que me entiendan. Que me lean. Que escuchen. Un momento de placer, nos puede fregar toda la vida; unos minutos de rebeldía, nos pueden pesar por el resto de nuestra existencia.

No todo los días se tiene VIH. No es de todos los días esto; solo te contagias una vez, pero si es para siempre. Excúsenme si exagero. Pero tengo un poquito de miedo.

Comentarios

  1. Esta es una de las enfermedades a laa que siempre he cerrado mis ojos, para no vivir con miedo, me da mucho miendo en serio. Por otro lado me siento cojudo al pensar que mis roches existenciales a veces me quitan tiempo. Puta, no sé, nunca he sabia qué decir en estos casos, soy menos expresivo de lo que paresco. Soy un moco pegado a la pared, sin emociones. Pero presente para lo que se pueda. =)

    ResponderEliminar
  2. hola dios ateo. se nota tu personalidad distinta pero parecido a muchos, que tienes. Te cuento que yo sé, que existe un Dios, pero no creo en el. Es complicado decir esto, en estos momentos donde más es donde estaría aferrandome a el. pero no, creo más en mi familia. Y m gusta tu blog

    ResponderEliminar
  3. gracias, muchas gracias, mira el título de mi blog no es porque sea ateo (cosa que no soy) soy agnóstico, pero el título del blog es porque cuando lo creé, yo NO CREÍA en mí mismo...

    Tengo un pensamiento parecido respecto a "DIOS", pienso que el Dios bíblico no existe, pero el hecho de que el Dios bíblico no exista, no significa que no haya (o hayan) otros seres aparte de nosotors, pero es sólo una especulación. Y por otro lado, una de las cosas que no me gusta de la fe cristiana, es que piensan que un "ser superior" se interesa por sus problemas, me parece egocéntrico. Desde este punto de vista, el que creas o no en Dios, no te hace bueno ni malo, pero el que creas en tu familia, es lo más razonable.

    A mí también me gusta tu blog, gracias por seguirme, un abrazo donde quiera que estés (Iquitos).

    ResponderEliminar
  4. Posdata, sigue explorando la naturalidad mientras escribes, una de las cosas qué más me gusta leer es cuando las personas escriben como hablan. =)

    ResponderEliminar
  5. n_n


    muy bien escrito

    muy bien narrado

    x)


    *.*


    Fuerza amigo!!

    ResponderEliminar
  6. hola, eh.. gracias por visitar mi blog, pues sí.. sí soy cristiana y como dices a veces no es tan fácil, creer en Dios es de valientes y a veces yo tb me vuelvo algo cobarde, pero siempre hay motivo para continuar creyendo:Jesús, no puedo pèrmitir que su sacrificio sea en vano. Decir que Dios no existe o que existe pero no creo en él, es algo que deberías pensarlo mejor, por algo te dió al menos este día .. yo descubrí que cada día que pasa.. o cada día al que puedo llegar viva.. significa una oportunidad para conocerle. Entiendo que estés enfermo.. como tú mismo dices .. me parece que fue por un momento de placer... y le puede pasar a cualquiera icluyéndome, entiendo que sufras por la enfermedad que tienes tal vez por eso estés resentido... resentido con Dios, no espero que respondas este comentario, pero déjame decirte que Dios te ama, hay muchas personas que estando en la misma situación en la que te encuentras cree el El y le sirve, no sabes lo bien que se siente servirle, creerle y depender de El. tendrías que experimentarlo,no pierdes nada.. total si ya ecperimentaste otras.. por lo que leo.. me parece que vives en Iquitos, sería genial.. si es que puedes salir, es decir si tus condiciones físicas te lo permiten.. sería genial que vayas al concierto... sabes?... Jesús realmente te ama y estoy segura que nunca quiso que tú pases por lo que estás pasando y no por eso se ha olvidado de ti, sólo está esperando que tú le invites a pasar.. ya que El no te va forzar a nada... es una decisión que tú debes tomar...
    Que Dios te bendiga..
    Saludos... bye.

    ResponderEliminar
  7. La vida no resulta en los dias que nos quedan por vivir, sino la intensidad con la que aquellos dias se vivan. Tengo do familiares muy cercanos que tienen que tomar 13 pastillas todo los dias. Un consejo, nunca dejes de ser niño ni de disfrutar intensamente todos los dias, al fin y al cabo nunca nadie tiene la vida comprada, disfruta, cambia tus lagrimas por risa y pdras ver con claridad todo lo que te estas perdiendo. Un abrazo!! seguire leyendo mas seguido.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares